Consejos para tener el agua de la piscina en perfecto estado

Ahora que estamos a punto de entrar en el verano es cuando más atención ponemos al cuidado de las piscinas que tenemos en casa o en nuestra comunidad de vecinos, ya que es la manera de asegurar que se pueden utilizar sin poner en peligro la salud de ningún bañista.

Agua en perfecto estado

Agua en perfecto estado

La limpieza de la llamada zona de playa e incluso el mantenimiento del sistema de funcionamiento son dos de las tareas principales que hay que acometer para lograr el citado objetivo. No obstante, donde hay que poner un gran interés y dedicación es en el cuidado del agua de la piscina, para que esté en perfecto estado. Y esto es algo que se puede alcanzar siguiendo estas recomendaciones:

  • Lo primero es, sin lugar a dudas, controlar que el PH se encuentre en los parámetros óptimos, es decir, entre 7,2 y 7,6, porque si no es así los bañistas puedan sufrir ciertas reacciones en su cuerpo. Elevadores o reductores de PH, según si está muy bajo o muy alto respectivamente, son los que se hace necesario utilizar en muchas ocasiones.

  • Por supuesto, también es imprescindible certificar que el cloro también está dentro de los índices legalmente establecidos, porque de lo contrario quienes utilizan la piscina podrían sufrir ojos rojos y erupciones cutáneas, sin olvidar que se estaría fomentando la aparición de algas. Se aconseja que se mantenga siempre en unos niveles de entre 1 y 2 mg/L.

  • Cuando exista suciedad, algas, sales…que no se puedan eliminar fácilmente y que los filtros no son capaces de retener, lo ideal es llevar a cabo el proceso de floculación, que lo que hace es compactarlas para que así ya los mencionados dispositivos sí puedan capturarlas o bien para que vayan al fondo de la piscina y se puedan coger con el limpiafondos.

  • De la misma manera, para conseguir que el agua de las citadas instalaciones acuáticas esté en perfecto estado es, de igual modo, necesario tener bajo control tanto lo que es la dureza como las sales disueltas e incluso la alcalinidad. Esta última en concreto será correcta cuando esté entre los 80 y los 140 ppm.

  • Asimismo, es fundamental tener perfectamente limpios desde los filtros hasta la cesta de los skimmers pasando por el propio interior de la piscina.

Si necesitas ahora acometer todas estas tareas en pro del agua de tu piscina, no lo pienses más. Contrátanos. En Garsom Pool tenemos para ti los mejores profesionales del mercado y las tareas más eficaces al respecto.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies