Mantenimiento mensual del grupo de presión

En Garsom Pool, especialistas en mantenimiento de grupos de presión en la Comunidad de Madrid, insistimos de manera frecuente a nuestros clientes en el hecho de que es necesario que se tengan bajo vigilancia dichos sistemas. Y es que es la manera de evitar que puedan sufrir un desperfecto o un avería de gran calado que traiga consigo una interrupción de lo que es el suministro del agua.

Mantenimiento mensual de los grupos de presión

Mantenimiento mensual de los grupos de presión

En concreto, exponemos que es vital acometer lo que damos en llamar un mantenimiento preventivo. Este se debe realizar una vez cada mes y debe consistir en diversas tareas fundamentales para garantizar el estado de esas soluciones que se instalan en comunidades de vecinos y edificios. Más exactamente entre esas labores deben estar presentes las siguientes:

  • Comprobar la presión de aire que existe en el interior del depósito y, si fuera necesario porque se tienen dudas, verificar que es la correcta.

  • Observar lo que se conoce como fogueo en los distintos contadores.

  • Certificar que la intensidad que es absorbida por los motores es la que corresponde.

  • Proceder a la reposición de la cámara de aire en el caso de que se considere que es imprescindible para un buen funcionamiento del grupo de presión.

  • Comprobar lo que son los automáticos de los inyectores, los manómetros o los presostatos.

  • Certificar el consumo eléctrico que está realizando el sistema en cuestión y compararlo con el de meses anteriores.

  • Vigilar el sistema de válvulas.

  • Comprobar si existen ruidos anómalos que estén dificultando lo que es el funcionamiento normal de lo que son las bombas.

  • Asegurarse de que no existen fugas de agua de ningún tipo.

  • Comprobar que se encuentran en buen estado y correcto funcionamiento tanto la electroválvula del by-pass automático como el reloj programador.

  • Revisar las presiones de parada y arranque y también las válvulas de retención.

  • Certificar que los calderines se hallan en buen estado y toda su estructura y funciones son las correctas.

A grandes rasgos, estas podemos decir que son las principales labores de mantenimiento en grupos de presión que hay que realizar de forma mensual. Una gran variedad de funciones que servirán para dar absoluta tranquilidad respecto a que esos se encuentran en perfecto estado y puedan realizar su misión sin ningún inconveniente. De ahí que sea tan importante que se lleven a cabo, como, por supuesto, las inspecciones que se deben realizar cada seis meses o incluso una vez al año.

Los comentarios están cerrados.